Año 1943 Club Natació Badalona. Luis y Emilio Mongé.

Después de los resultados siempre favorables en los patines de vela de los hermanos Monge,
se propuso hacer una regata en aguas neutrales para decidir cuál era el mejor modelo

 

 

de entre todos los constructores que quisiera participar. Se concedió la organización al Club Náutico Vilanova i la Geltrú. Los regatistas del Club Natación Barcelona navegaban en patines construidos en el taller de carpintería de Rafel Farrés de El Prat de Llobregat. Jaume Casanovas destacado patrón del Club Natación Barcelona era del Prat y pariente del Sr. Farrés, por este motivo este constructor era conocido en el Club Natación Barcelona además de ser un maestro en artes de carpintería.

 

 

Los resultados fueron abrumadores, y absolutamente favorables al Patín a Vela de los hermanos Lluís y Emili Monge. En consecuencia, se propuso y aceptó que el nuevo patín de serie, único para competir en el futuro, sería el antes mencionado pero acortando la eslora a 5,60 m.

Se puede considerar que hasta este año, los patinadores a vela que se dirán Patines a Vela definitivamente a partir del modelo Mongé, marcarán una nueva época que durará hasta nuestros días. El diseño de los flotadores ha sido inmejorable a pesar de los intentos de modificación hechos posteriormente. Podemos considerar que el primitivo Patín a Vela fue invento de los socios del Club Natació Barcelona y que el moderno y actual ha sido obra de los socios del Club Natación Badalona. Hay que remarcar que nunca intervino ningún ingeniero naval ni astillero importante en la construcción de los patines. Sólo los maestros de ribera o sencillos carpinteros fueron los protagonistas que recogieron ideas de la experiencia de los regatistas.

 



 

 

Deja una respuesta